Adictos a internet por El rincón del Ordenador
feed
Procura no usar IE porque no verás bien El rincón del Ordenador prueba Firefox

5 jul. 2010

Adictos a internet

      Adictos a Internet

      ¿Sabias que...?

      No existen los adictos a internet, no existe tal adicción.

      Pero ¡Eh! ¡Eh!, aquellos que fueron acusados de ser adictos o con broncas de sus padres por estar enganchado a internet, dejad de dar saltos que esto no significa que os libréis.

      He leido bastante información, opiniones y demás, y he llegado a la conclusión de que efectivamente no existe la adicción a internet, pero que si hay problemas con ello.

      Para empezar, la adicción a Internet no está incluido en el DSM IV, el manual más utilizado para el diagnóstico de desórdenes mentales, editado por la Asociación Americana de Psiquiatría y tampoco está aceptada en la Asociación Americana de Psicología. Además, el DSM IV no considera ninguna adicción no química, como son el juego, el sexo, las compras... debido a que las adicciones son definidas según la sustancia que las causa, como el alcohol.


      Eso si, los comportamientos compulsivos existen, en el que tampoco encaja con la definición (comprobadlo) , esa es la DSM III y tampoco está incluido.

      En 1995, Ivan Goldberg, intentó hacer una parodia del DSM IV en un foro de profesionales de la salid mental, y en el mensaje afirmaba irónicamente haber descubierto un nuevo síndrome, el "Síndrome de adicción a Internet", y proponía crear nada menos que el primer cibergrupo de ciberadictos anónimos. Algo así como la primera asociación de alcohólicos anónimos que se reúne tomando copas en un bar. Casi nada.

      El resultado es que se convirtió en una broma de correo electrónico que dió la vuelta al mundo varias veces, y por desgracia la gente se lo creyó (aunque había motivos que explicaré), los medios de comunicación se hicieron eco de ello sin comprobar la veracidad, al igual que numerosos estudios que se iniciaron para "investigar" dicho síndrome. Incluso surgieron centros de rehabilitación en el propia internet, que se aprovecharon de esto para lucrarse.

      Sin embargo, aunque no exista tal adicción, no todo es de color rosa, si se le dió tanto crédito a la noticia, fué porque realmente existía un uso excesivo de internet que llegaba a alterar el comportamiento del afectado, incluso hubo casos de personas que morían frente a la pantalla del ordenador porque se enganchaban y no se movían ni se desconectaban ni para comer o dormir. (Pero por un juego online, no por internet en sí misma)

      Pero un uso excesivo no es motivo suficiente para ser considerado enfermedad/obsesión/adicción, y si no, ¿qué ocurrió con la televisión? también existió y sigue existiendo un uso realmente excesivo, y sin embargo, a nadie se le ha ocurrido pensar que fuera una adicción o un problema. Por uso excesivo, entonces también podríamos decir que somos adictos a la lectura, o al deporte, al teléfono, o incluso relacionarse con la gente.

      ¡Ah! pero es que relacionarse con la gente y/o hacer ejercicio son cosas buenas, por eso no es adicción. ¡Anda! ¿Piensas lo mismo cuando ves a un culturista que parece un globo inflado, o a una arpía cuya vida social se basa en hacer daño a los demás? A mi no me parece tan bueno entonces.

      El exceso puede suponer un problema, y también descubrir que esas personas son depresivas, tienen problemas sociales, trastornos de alguna clase... Pero puntualicemos una cosa, ¿tienen ese problema por estar enganchados a internet, o tenian esos problemas y por ello acudieron a internet?. Yo me inclino por lo segundo, un ejemplo, un alumno que tiene problemas en el colegio, está siendo acosado, sin amigos, ect, vuestra imaginación pone el resto. Entonces, en esa soledad y con esos problemas, es cuando ve en internet una posible salida, porque tiene la oportunidad de relacionarse con gente que no se meten con él, o encuentra un ocio alternativo al salir con amigos (¡si no tiene amigos, como va a salir por ahí!).

      Con esto digo que, cuando alguien usa excesivamente internet, puede ser que esté teniendo problemas, que se manifiestan así, pero no que la causa sea internet.

      Todos conocemos la típica situación del chico que tiene relaciones sociales, se va metiendo en internet... y ¡voilá! el chico termina olvidando a sus amigos y "enganchandose" a la vida virtual. Falso, varios estudios demuestran que en la realidad, el joven hace uso de internet para reforzar las amistades que tiene en la realidad e incluso para recuperar viejas amistades olvidadas por el tiempo o la distancia. Es decir, en vez de disminuir la vida social, ésta se incrementa.

      Además, una última cosa, ¿que es un uso normal de internet?. Se hizo una encuesta al respecto y las respuestas fueron realmente dispares, además de que depende de la situación. Una persona que trabaja con ordenadores, un uso de internet normal para él podría ser tranquilamente 8 horas al día o más. Sin embargo, para alguien que trabaje en el campo, excesivo podría ser 3 horas. Y pensemos en el futuro cercano, en el que estaremos más conectados que antes.

      Conclusión: Según la definición de adicción, lo que podemos tener, no es una adicción, sino un exceso de uso de internet que puede estar provocado por problemas personales que hacen que se "enganche" al ordenador. Sin embargo, no significa que realmente tengamos algún problema ni que sea dañino.

      Solución: A partir de la conclusión, nos encontramos con que no hay solución, en todo caso, la solución al problema subyacente del uso excesivo. También nos convendría sin embargo, establecer las preferencias e importancia de las actividades, y controlar el reparto del tiempo entre los aspectos de nuestra vida. (Mensaje subliminal: ¡¡Que te desconectes un rato y vete a tirarle piedras al gato del vecino!! XD )

Fuente Principal: Articulo de Helena Matute catedrática de psicología en la Universidad de Deusto.

0 opiniones:

Publicar un comentario

Comentario...

 
Ir arriba