Diferentes formas de apagar el ordenador por El rincón del Ordenador
feed
Procura no usar IE porque no verás bien El rincón del Ordenador prueba Firefox

19 ene. 2010

Diferentes formas de apagar el ordenador

      Cuando vamos a apagar el ordenador, vemos que hay varias opciones como son hibernar, suspender... Pero, ¿sabes para qué es cada opción?

      Cuando damos a inicio, a la derecha tenemos tres botones, uno con el icono de un interruptor, otro con un candado y otro con una flecha donde si nos mantenemos encima o clicamos, aparecen el resto de opciones:

  • Apagar: Apaga directamente el ordenador, cierra todo (previo aviso de los documentos abiertos sin guardar) y se desconecta totalmente de la corriente a excepción de portátiles con batería, en los que la corriente continua para cargar la bateria si este está puesta.
  • Hibernar: Realiza una "fotografía" del ordenador, de todos los archivos abiertos y demás, lo guarda en un archivo y se apaga. Al encenderse, se restaura todo.
  • Suspender: No llega a apagarse, deja las cosas en la memoria y usa el mínimo de energía para mantener esa información (la memoria se borra cuando no llega energia) En este estado, no se apaga nunca, hasta que se le acabe la energia. Pero a la hora de retomar el trabajo, lo hace con más rapidez que el hibernar porque lo tiene todo en la memoria.
  • Reiniciar: Apaga y vuelve a encender automáticamente
  • Bloquear: Cierra la sesión pero con todo abierto. Hay que introducir la contraseña (si el usuario la tiene) para volver a su estado anterior.
  • Cerrar sesión: Cierra todos los programas y se queda en la pantalla de selección de usuarios
  • Cambiar de usuario: Deja todo latente y vuelve a la pantalla de selección de usuarios para iniciar sesión con otro usuario sin cerrar nada del abierto previamente. Se puede cerrar equipo habiendo sesiones iniciadas, pero dará un aviso porque si no se había guardado las cosas, se perderán.

      El botón del candado es Bloquear, descrito anteriormente.
      El interruptor, es una mezcla de suspender e hibernar, el sistema se "duerme" gastando menos energía que el suspender, aunque vuelve igual de rápido que él. Si en algún momento la batería está a punto de apagarse, automáticamente entra en hibernación para salvaguardar los datos.

      Si queremos deshabilitar la hibernación (no lo aconsejo, en todo caso configurar las opciones) pulsamos tecla windows+R, escribimos
power -h -off
y damos a enter. Para habilitarlo de nuevo es lo mismo pero cambiando el off por on.


      En portátiles suele suceder también que lo tengamos configurado para que al cerrar la tapa, hiberne y por tanto tengamos la comodidad de ignorar el apagado y simplemente cerrar la tapa. Es una práctica un tanto desaconsejable. No pasa nada por hacerlo, pero recordemos que en la hibernación se guarda un archivo adicional que ocupa espacio, además de mantenerse archivos temporales y sitios ocupados en memoria que se borran con el apagado, es como tener el ordenador encendido durante días y días. Por ello es recomendable apagar el ordenador de vez en cuando para tenerle "fresco"

0 opiniones:

Publicar un comentario

Comentario...

 
Ir arriba